El GM Kernspetch demostrando su maestría en un video

Quienes lo hayan vivido como nosotros, los instructores de Madrid, saben que es sentir darlo todo y no encontrarte nada, solo un vacío donde antes estaban sus manos y con apenas un movimiento imperceptible, moverte como un muñeco. Increíble la experiencia de ponerte en sus manos. Si nunca habéis estado en un curso suyo, no lo dudéis la próxima vez que venga a España.

Click here to add a comment

Leave a comment: