Un maestro debe mirar más allá, se lo debe a los estudiantes. GM Kernspetch

Durante el verano nada me puedo mantener en casa, tengo que salir a la calle, entrenar al aire libre, llevar a nuestro perro salchicha a caminar o conducir mi viejo descapotable MGA rojo.

Desarrollo nuevas ideas de entrenamiento en los cafés de la calle, tomando notas en posavasos, mientras miro los barcos de vela y yates en el puerto. De nuevo es la “Semana de Kiel”, el evento de vela más importante del mundo. Kiel es un lugar maravilloso durante el verano, rodeado de bellas playas de baño.

Por las noches, por lo general, me reúno con nuestro personal para una comida de trabajo, o  disfruto de la compañía de los maestros de artes marciales de otros estilos. Entonces me gusta poder escribir en Twitter (GM_Kernspecht) sobre el vino tinto y la comida a base de carpaccio.

Después leo los últimos mensajes de Facebook que me han enviado, y me divierte cuando encuentro nuevos rumores que se propagan por todo el mundo como resultado de mis fotos sobre la comida o mis Tweets. Para mi asombro, me entero de que he estado aprendiendo un estilo ruso durante un año, o un estilo de Israel, o que me siento atraído por la lucha de sumo o que he vuelto al Karate, y que tengo la intención de renunciar al WingTsun.

Los dos primeros rumores son absurdos. El Sumo me ha fascinado desde siempre, y como método de lucha, considero que es un excelente método de desarrollo para la fuerza del torso. Yo tendría que subir un poco más de peso para hacerlo, ya que ahora estoy en sólo 80 kg.

El Karate era de hecho una de mis primeros artes marciales, y mi primer estilo del karate a finales de 1950 fue el superduro Karate Kyokushinkai de Oyama Masutatsu, que tiene su origen en Karate Goju, que a su vez, procede de una forma de los inicios del Wing Tsun. Mi amigo y hermano del KungFu de la década de 1970, el iraquí A. Sharif (Dinamarca), fue un estudiante privado de Oyama antes de que yo le convirtiera al WingTsun durante un paseo por los jardines de Tivoli.

Tres grandes libros de Masutatsu Oyama fueron probablemente los primeros libros de Karate en el idioma Inglés, y no sólo Bruce Lee, sino también mi propio SiFu estuvieron muy entusiasmados con estos grandes y magníficos volúmenes. Los libros de Oyama se utilizaron como modelo del “Wing Tsun Kuen” respecto al diseño, tamaño, encuadernación, etc

En estos libros hay frecuentes apariciones de un estudiante gigantesco de Oyama que fue considerado por el propio Maestro Oyama como un ser invencible: Jon Bluming.  Oyama dijo una vez que renunciaria a su Decimo Dan si alguien lo derrotaba.

Nunca sucedió. Bluming (ahora con 81 años), no sólo ganó su noveno Dan en Judo, sino también décimo de Oyama Dan en Karate después de la muerte de este último.

Jon Bluming fue y sigue siendo un verdadero tio duro, y junto con la leyenda de Judo / wrestling Gene LeBell ya era uno de mis “héroes” en la década de 1960.

Cuando me enteré de que había un “encuentro” con otro de mis “héroes” de la década de 1960, esta vez un chino que yo consideraba como el mejor de ellos, nada me impediría hacer una visita a Kaicho Jon Bluming y  encontrar más información, beneficiándome de su formación sin igual y la experiencia en lucha.

Bluming, un “pionero de las artes marciales mixtas”, que combina Judo y Karate (y más tarde el boxeo tailandés y Sambo) , dio una charla muy interesante sobre las artes marciales japonesas (Judo, Karate, Aikido, etc) en la década de 1960 y 70 en nuestro Curso de Licenciatura: Teoría y Práctica de las Artes Marciales.

Un aspecto muy instructivo durante el curso es el método único de Bluming de lucha de suelo científica, que combina principalmente el control utilizando los antebrazos con una eficaz manera de crear un espíritu de lucha de forma progresiva en sus estudiantes.

He sido capaz de contratar los servicios del Gran Maestro  Bluming, a quien yo considero como la mayor autoridad viviente en Budo japonés  y evaluar a mis luchadores más experimentados.

Por supuesto, no me he apartado de “mi” WingTsun, aunque debo confesar que me preparé muy bien para mi encuentro con Kaicho Bluming puliendo mi viejo conocimiento teórico y práctico de Karate. Esto se aplica incluso a los (Kyokushinkai) katas, para lo cual el mismo luchador intransigente Bluming dice que tienen poco sentido (“Nunca ha habido un campeón de katas capaz de defenderse de su abuela si ella blandía un paraguas.”)

A pesar de un ligamento del hombro desgarrado he empezado a intentar  el entrenamiento de potencia de nuevo. No porque lo necesite para el WT, sino porque un bíceps hinchado halaga mi ego cuando conduzco mi descapotable.

Ayer invité a mi primo de 92 años de edad, Waldemar, para una comida, durante la cual él mencionó que todavía realiza más de 100 flexiones de un tirón todos los días. Lo demostró allí mismo haciendo fácilmente 50 flexiones entre tres sillas de restaurante, hasta que los comensales de las otras mesas empezaron a apuntarnos con el dedo.

Para contrastar con el super-duro Karate de Oyama, volví a ocuparme de revisar los estilos chinos interiores con mis amigos chinos. No por el aprendizaje de las “técnicas” de taichi, etc de ellos, si no para confrontar mi WingTsun con sus métodos internos: su empuje contra el mío, mis tirones contra los de ellos. Como siempre, los estudiantes que toman nuestros cursos de estudios universitarios serán los primeros en beneficiarse de estas experiencias físicas.

Tras el verano tengo pensado llevar a cabo más estudios extensos en Asia, en la casa de Wing Tsun. Y también voy a explorar otros estilos internos, como el difunto Profesor Tiwald me aconsejó.

También he revisado mi programa BlitzDefence, y haré extensas adiciones a tener en cuenta para su continuación de lo que he bautizado como “combate ritual”, para que nuestros estudiantes estén aún mejor armados para la realidad que sucede en vida real. Debido a que el combate ritual no es lo que era antes.

Hoy en día la gente lleva cuchillos u otras armas con ellos,  o patean al oponente caído en la cabeza a veces con resultados fatales, etc

Yo todavía no estoy del todo seguro de cómo, sin embargo, me las arreglaré para presentar otro libro nuevo en el 2015, pero vamos a esperar y ver …

kernspecht

Su SiFu / Sigung

Keith R. Kernspecht

Origen: WingTsunWelt

Click here to add a comment

Leave a comment: